Tu opinión es importante...

17 diciembre, 2007

UNA RAMITA SECA

¿Has observado una varita seca?
Segúramente alguna vez, sentado en una banca de un parque o resguardándote del Sol a la sombra de un árbol, hurgaste entre la tierra o el pasto, captando con la yema de los dedos, toda textura usufructa en la superficie en ese preciso momento, hasta que tus manos, inquietas, tal vez invadidas por el ocio o el nervio, deciden recoger una ramita seca.
Tu entorno, no importa, quizás tuviste compañía, trato de imaginármelo, tú acompañado de una tarde quieta y libre, con el cielo concurrente, gris, inmóvil, iluminado, un poco de brisa, frío... Un paisaje ávido de condiciones y facetas que se menan simultáneamente con tus sentimientos.
Lo siento, sólo logro percibir tu soledad y esa eternidad que aún anhelas. Esa felicidad transitoria, perecedera... pero que te empeñas en resucitar, apesar de saberla completamente muerta.
Al imaginarte asiendo esa ramita seca, mientras la jugueteas entre tus manos, pienso que ese eterno deseo de permanecer en una realidad caduca, no es más que una prolongación mermada y mísera de nuestra existencia, la de todos, no sólo la tuya.
Mientras agarras la varita, no te percatas de tu infinita necesidad de quebrarla en varios pedazos, no te das cuenta, pero lo haces, la rompes.
Y aún así, esos añicos desintegrados con el tiempo, combinados con la tierra, generarán renuevos que alimentarán otra vida.
No trato de persuadir a nadie, ni siquiera a ti. Sólo doy a conocer mis ilusiones y visiones ante la vida y el camino que me ha tocado recorrer.
Yo te observo recolectando varas secas y para mi y el espejo que tengo frente, tú eres mi rama con esa oportunidad de revivir, cuentas con expresivos colores que denotan intensidad y persistencia, que se aferran a la vida combatiendo lo yermo, la aridez y te imagino retoñando.
Por eso tú, entre mis manos, no eres diversión ni ocio, te preservo y nutro con calor y agua, intento compartirte mi oxígeno y te hablo de mi eternidad, aquella que subsiste porque todavía no nace.
Podría utilizar de manera indecorosa mi sufrimiento y dependencias hacia una realidad desolada, mostrando sólo mi pasado infecundo, esperando me rescatases de mi verdad limitada y llena de errores. Podría juguetear con mi varita seca y escuchar como cruje, mientras la quiebran mis dedos, pero no quiero romperla.
A pesar de observarte alicaído y frenado, aunque esté rodeada de resplandorosos retoños, tú tienes esa voz que me llama por mi nombre y me hace abrazarte a mis sueños. Tal vez tú seas aquél que por primera vez, desee convertirlos en realidad.
No pretendo atentar contra tu libertad de pensar o de creer o de hacer lo que te venga en gana. Yo sólo quiero enseñar, dar a conocer, mostrar mis historias, mi perspectiva de ese horizonte que no tiene apariencia, sólo está bocetado.
¿Estaré haciendo lo correcto? O será que sólo debo despedazar esta rama, siguiendo los pasos de todos... inclusive los tuyos.

20 noviembre, 2007

KARLA & LA MOSCA


Haré un ensayo sobre cómo percibo mi actuar recíproco entre mi ser y un objeto, animal u otro ser humano. Para ésto estoy tratando de analizar conductas acondicionadas que he ido forjando a través de los años, gracias a mi entorno.. Híjole... todo lo que me rodea...

Comencemos.

En este momento, una mosca vuela a mi alrededor... me estoy mosqueando, literal. Y pienso que mi cuarto está justo a un lado del baño de mi gato. La mosca de pronto ha confundido que no es aquí donde debiera volar... -¡pinche mosca!- pienso -Es en el cuarto de servicio, es ahí donde se encuentra tu alimento, una suculenta y olorosa mierda de felino que segúramente está rebozada con arena pa gatos...- -¡con razón!- reitero - Qué flojera indagar entre partículas de roca disgregadas (haciendo la función de un empanizado perfecto e impenetrable) para que, quizás, ni siquiera esté tan rico, todo ese esfuerzo para llegar a las heces de un gato, el proceso final de la digestión de un animal que come ¡¡¡ WHISKAS !!!! y si supiéramos, que sólo son las croquetas remojaditas y procesadas como carnita molida, pero noooo, es más... sólo son los pinches restos de lo que el tubo digestivo del pequeño mamífero no quiso absorber, y si a eso le añadimos que tienen juguitos gástricos, un poco de bilis... y por eso su color medio café verdoso u amarillento, noo, no mames... - por eso vuelas en círculos ¿verdad mosquita? o acaso ¿huelo a mierda? (jajaja, qué idiota soy)

Ok, continuemos con el análisis.

La mosca, si tuviera el raciocinio que nos caracteriza a los seres humanos, segúramente estaría pensando lo mismo de mi. -Pinche Karla- diría la mosca. -ya salte a orear un poco- -¿aquí qué chingaos buscas?-
El resultado del exámen psicoanalítico que la mosca en cuestión haría sobre mi personalidad, sería, sin duda, más complejo si tomamos en cuenta que, yo como un buen "homo sapiens", no formo parte de la orden de los dípteros, no soy saprófaga, ni me la paso cada dos días desovando en cada rincón reproduciéndome desmedidamente (aunque hay seres humanos que casi lo logran)... Sí, tenemos cosas en común, tenemos cabeza, tórax, abdómen y partículas bucales que perforan, lamen y succionan (jejeje). Sólo que ella, la mosca que me circunda, utiliza estas últimas para lamer caca y succionar sangre de vez en cuando... -¡mta qué hueva!- pienso. Yo utilizo mi boca para otras cosas ricas... ¡punto para el ser humano!.

Si se dan cuenta, ya no le estoy dando crédito al criterio mosquiano... Porque bien sabemos que yo, si salgo, sería en búsqueda de todas aquellas cosas que son menester para la conservación de la vida.

Hablemos de alimento. Hay muchas cosas deliciosas; si decido caminar unos pasos encuentro mi refrigerador y una rebanada de jamón, resulta un manjar, en el caso de que tenga hueva de guisar algo (si además caemos en cuenta que no sé hacerlo... gracias) Desde un pedazo de queso hasta un buen platillo en un restaurante de lujo, aburguesando mi insignificante estadía en el inmenso universo. Aunque sé bien que son cosas irrelevantes y vanas... me gusta disfrutar de un buen vino, acompañando un platillo de nombre rimbombante "Langue de bison à l'estragon" (muy mamón, pero lo he comido) y que finalmente esos cientos o miles de pesos gastados en "alimento", terminarán en el water... en un pedazo de caca... que alguna mosca lamerá. E inevitablemente, llegando hasta este punto de la reflexión, me remonto a un suceso bastante desagradable, alguna vez caminando con la boca abierta, me tragué una mosca, una mosca que a su vez tragó mierda, mierda humana o mierda felina... da igual, conclusión, yo tragué mierda... Ok, la mosca va ganando.

Pero yo como ser humano, tengo más campo de acción y regreso a la contienda con mi compañera díptera con bríos, sabiendo que mi deliberación ante el examen de la vida, es mucho más fecundo y alegre que el de ella (estoy sonriendo).

Regresemos a la cena. A la cena en aquél lugar mamón, en donde iba en compañía de otro "homo sapiens". Es aquí donde la búsqueda de la efímera felicidad del ser humano, no se dirige únicamente a las necesidades básicas como coger, comer y cagar... Me refiero a emociones algo complicadas; amor, satisfacción, pasión, seguridad, tranquilidad, etc. Para ésto nos sometemos a la compartición de conmociones que se vuelven somáticas, así es, miradas sensuales, ademanes provocativos, sonrisas, caricias, pláticas... insulsas o interesantes, silencios que denotan respiraciones alteradas o que nos dan la pauta, para distinguir el acelerado latido de nuestro corazón. Adrenalina. Dependiendo de cuál sea tu objetivo en ese instante, toda tu energía está dirigida a ese momento culminante, llámese sexo, besos, el inicio de un romance, el éxito de un proyecto profesional... No sé, yo en ese momento iba dispuesta al amor.

Entre plática, risas... toqueteadas, de estar cada quien, en su lugar disfrutando de la comida terriblemente deliciosa, ahora los platos vacíos y las copas también, quién sabe de qué manera las sillas están ahora juntitas... y el roce con las rodillas es inevitable... y la sensación, bueno ¿qué les puedo yo decir? bastante amena. Hasta que llega el momento del beso, ya mejor decides no poner atención a la plática, escuché los puntos interesantes, suficiente ¿no? la calidez que produce el roce de otra lengua es inexplicable (JA, pinche mosca! eso no lo puedes sentir tú) de pronto, mta... un celular suena, es de él... del compañero en cuestión, del otro ser humano y de pronto... esa mirada que se fijaba plenamente en ti, interesada y sincera... se convierte en nerviosa y alterada, pupilas dilatadas... nerviosismo, hace la seña de -espérame tantito- con una sonrisa demostrando una falsedad sublime, si a eso se le puede llamar sonrisa... una mueca extraña... forzada. Yo río internamente y externo una sonrisa afable y hago la seña de -anda, aquí espero-

Por supuesto a su regreso, yo lo veo como empanizado de arena para gato... y qué hueva indagar entre partículas de emociones y tendencias reprimidas asociadas a sus experiencias, que perturban el comportamiento del tipejo. Yo no soy saprófaga, pero sí huelo la neurosis a kilómetros de distancia. Ok, la mosca gana.

Sí, yo también ando en círculos, aquí, como ella y yo no tengo alas !!! puta madre.

Cultivar las exigencias que cada uno nos planteamos, porque en ellas se ve reflejado el valor propio. Esa siempre ha sido mi meta, eso busco en aquellos que se topan en mi camino y en algunos he visto mi parte más bella y en otros... la más ruin. También me pude observar en una mosca...

Por eso he decidido acabar con su miseria, tomo un periódico y acabo con su perturbador zumbido.

A veces también comemos caca pensando que es un platillo suculento. En fin, así es la vida.

08 septiembre, 2007

UNA PARTE DE LO QUE AHORA EN ADELANTE SERÁ MI LUGAR DE TRABAJO

























Aquí trabajo...
Este es el corporativo IUSA, estoy en el segundo piso. Luego tomaré fotos de mi oficina y se las enseño.
Esto es sólo una pequeña parte, aquí sólo están los directores, sistemas, contraloría, una parte de ventas, compras, recursos humanos y ya.
Las naves industriales están un poco alejadas de este edificio, es como una ciudad.

05 septiembre, 2007

Me largo a Toluckinham !

... Pues sí, hoy recibí una llamada inesperada, justo cuando partía a cumplir con mi responsabilidad en mi primer día de trabajo en INTERLOGISTIKS, vibró mi celular y yo de mala gana contesté porque tenía algo de prisa... pa' variar.

Pero esa llamada era algo que yo estaba esperando ansiosamente, que ya había dado por perdido ¿Por qué? Bueno, no me habían llamado y ya llevaba dos semanas de espera, además supuse que sería para trabajar iniciando el mes.

Resignada, tomé en cuenta otras ofertas y de esas escogí la mejor, estaba cerca de mi casa, el sueldo no era malo y había oportunidades de ganar más por comisión, así que... acepté.

Ayer, me dieron luz verde para empezar a trabajar; optimista, cené rico, me dormí temprano y desperté a las 5:00 AM como todos los días, pero ahora con bríos por el comienzo de una nueva oportunidad y además, con lana de por medio.

Pero esa llamada, cambió la perspectiva en segundos. Tenía que tomar una decisión, porque ese trabajo fue mi primera opción, que además yo no busqué, fue extraño, yo sólo subí mi información a internet, me sentía inestable y debía cambiar de camino, moverme en otra dirección (eso siento que es lo que hace la diferencia, entre esos que andan creando situaciones complejas y se dicen inteligentes... de los que simplemente son)... Con algo de miedo, le expliqué al Ing. Márquez al teléfono, que yo estaba a punto de salir a mi nuevo trabajo y que debía meditarlo... (o sea, mi respuestaaa!) Pero estuvo bien, porque en ese momento me dijo que me ofrecía el rango más alto de salario que solicité, pero que les urgía que yo me presentara... colgué, diciéndole que yo le marcaba después.

TENSIÓN ABSOLUTA porque empecé a meditar (la razón: en mí algo inevitable, pienso demasiado las cosas y a veces creo situaciones angustiantes... por querer adelantarme a los hechos; eso, eso es lo que debo evitar, perderme en un sueño o en una suposición, es mejor caminar, no volar) es en Toluca, yo sola... mañana ya tengo que estar ahí y ¿qué voy a hacer? ¿Qué digo en el otro trabajo? Bueno, respiré profundo, le informé de lo que pasaba a un amigo y fui a INTERLOGISTIKS, les expliqué la situación y no pudieron igualar o mejorar la oferta, así que ya decidí. MAÑANA ME VOY... me voy muy temprano.

Y me va a ir excelente!!!!

04 septiembre, 2007

EXPLICACIÓN A LO QUE SIENTO POR JOA...



Denle play y abajo está la letra pa' que la canten...


- Coldplay Lyrics
Estaba recordando una de esas largas noches en donde pasaba horas en mi computadora acompañada de uno de los hombres más interesantes que he conocido, un amigo incondicional y alguien a quien yo admiro por miles de razones, entre ellas su sensibilidad escondida que me hizo quererlo cada vez más, su inteligencia, su desconfianza; inclusive eso me llama la atención de él. Alguien que siente muy parecido a mi, a pesar de ser personalidades completamente distintas....

Él me pasó esta canción una madrugada, en la que yo me sentía de la nalga, simplemente quería desaparecer y el me dijo, pronto te reirás de todo ésto... y sí, así fue. Ahora traigo una estúpida sonrisa congelada que no la puedo quitar, a ver si no me da parálisis facial, jajajaja(tú tienes la culpa... )

Mil gracias por tus consejos, mil gracias por tu cariño "hombre insensible" (ajá) mil gracias por dejarme conocerte... gracias por tus ojos (amo tus ojos y todo lo que hay detrás, amo tu tanto pensar, que te hace receloso y reservado, que algunas veces me desespera, pero que combina tan bien con mi temperamento pasional y loco ¿o es que tú no lo ves?) gracias por tu calor, gracias por hacerme sentir cada vez mejor y gracias por esas noches interminables en donde me prestaste toda la atención (¿No te daba weba? jajaja) gracias por compartir tus locuras y dejar que yo compartiera las mías y mira que sí eran locuras ehh? ssssss... ok, eso es sólo nuestro.

No tienes idea de cómo te adoro... y qué tan importante eres y serás para mi.

ME DUELES

Me dueles.
Mansamente, insoportablemente, me dueles.
Toma mi cabeza, córtame el cuello.
Nada queda de mí después de este amor.

Entre los escombros de mi alma búscame,
escúchame.
En algún sitio mi voz, sobreviviente, llama,
pide tu asombro,
tu iluminado silencio.

Atravesando muros, atmósferas, edades,
tu rostro (tu rostro que parece que fuera cierto)
viene desde la muerte, desde antes
del primer día que despertara al mundo.

¡Qué claridad tu rostro, qué ternura
de luz ensimismada,
qué dibujo de miel sobre hojas de agua!

Amo tus ojos, amo, amo tus ojos.
Soy como el hijo de tus ojos,
como una gota de tus ojos soy.
Levántame. De entre tus pies levántame, recógeme,
del suelo, de la sombra que pisas,
del rincón de tu cuarto que nunca ves en sueños.
Levántame. Porque he caído de tus manos
y quiero vivir, vivir, vivir.
JAIME SABINES

03 septiembre, 2007

Muy buena rola...


.... Adios... a ti que mantuviste vivo mi deseo de amar y que tanto me enseñaste. Qué lástima que no hayas podido tirar tus barreras y correr a mi...

02 septiembre, 2007

Quien me enseñó el camino hacia la libertad...

Les voy a contar un poco sobre ese, quién me encontró en la luna y aún así me tomó de la mano... y me salvó de morir lentamente, un hombre que me dijo, ven, está poca madre tu nube, pero acá, acá está mejor... Y que por un momento sus palabras sonaron y suenan como pronunciadas por el diablo (¡ay nanintaaa!) Pero que me han enseñado la felicidad de una manera insólita.

Es extraño, ahora por más triste que me sienta por un lado, por otro tengo un ánimo persistente y estoy asombrada porque no había experimentado esa sensación. Por lo regular cuando algo no giraba en mi vida, era irremediablemente perceptible, debido a que, si por alguna razón estaba sola o inclusive en compañía, mi manera de transmitirlo era respondiendo con lo que los demás querían ver y escuchar sobre mi. Perdía identidad, moría, en verdad, moría.

Ya no me interesa qué es lo que piensan o no de mi personalidad, de mis sentimientos, ahora sólo estoy yo y mi anhelo de alcanzar la felicidad tácita, la que me obligará a permanecer atenta de lo que me rodea guiándome de manera pragmática a pesar de mi implacable mente soñadora...

Por este hombre, me olvidé del egocentrismo que tanto critico, pero que vivía arraigado a mi ser en cada una de mis acciones, hasta en esos momentos a los que recurría al dramatismo por tedio, por inconformidad de respirar diario el mismo aire. Aunque estuviera sola o sintiera soledad, siempre estuve preocupada porque el resto del mundo mirara hacia acá... hacia mi malestar, al hastío, al vacío, camuflageado con matices de esperanza y alegría que eran una total y absoluta mentira.

Fue él que después de escuchar atentamente mis largas pláticas y resoluciones sobre esta pinche vida, muchas veces me dijo: -ya Karla, deja de pensar tanto... no puedes saber si va a salir bien o mal, házlo... házlo y deja de cuestionarte... camina, no corras, camina- seguido de un abrazo, en el que su mano cubría mi cabeza, -yo quiero cuidarte- me decía. Y por primera vez, esa protección de un actuar certero, hizo emanar una lágrima, la primera con un significado distinto a las demás, otras lágrimas, millones, que volaron al viento, desperdiciadas por completo. Esta vez ese llanto proclamaba libertad.

Qué extraño fue que precisamente él... con ese ceño fruncido y reserva ante los demás, tuviera momentos de vulnerabilidad y entrega absoluta. Él, que estoy casi segura que no tiene idea de lo que es capaz de enseñar. Fue él, que me mostró todos sus lados, la parte egoísta y de la que más aprendí (egoísmo, no egolatría... no narcisismo, que a todos nos sale muy bien) su lado alegre, que tantas veces me hace reír, su desprendimiento, que le permite ser sin preocupaciones... sin ataduras, su honestidad que caía algunas veces en cinismo, pero con fundamento. Su ternura, aún detrás de esa voz grave y dominante. Son tantas cosas... tantas, que me hacen llorar, pero con una sonrisa en la boca... estoy cumpliendo una de mis grandes fantasías, que salieran de mis ojos lágrimas, pero de felicidad.

Fue él que dándome su parte vulnerable lloró, lloró muchas veces por haber elegido caminos errados, en donde él perdió la senda y coartó su libertad. Descubrí que el arrepentimiento en un ser humano, puede ser más prolífico que cualquier otra sensación. Observé en él un llanto vehemente de superación y coraje. Constaté que mis lágrimas; ese sufrimiento que cargué a cuestas tantos años, era totalmente infundado y absurdo, y él me lo enseñó cuando pasábamos horas platicando sobre cómo recordaba su infancia y parte de su adolescencia, siempre con ratos obligados de risas (porque además es un excelente orador, jamás pensé encontrar a alguien que hablara más que yo, jajaja) hasta que él decidió tomar el camino equivocado... hasta ese punto, sus señas de evasión y dolor son palpables y mi estúpido pesar desaparece, ahí es donde yo quiero cuidarlo y me da miedo... Él a pesar de todo, siempre con el carácter y la audacia de sortear los obstáculos a su conveniencia, con paso firme y respetuoso. Con objetivos claros y a corto plazo que se fija cumplir, sea cual sea la manera de alcanzarlos, perseverante como pocos y yo, con miedo (idiota)... Cuando me muero de ganas de abrazarlo, besarlo, hacer el amor y de seguir aprendiendo y de llenarme de su fortaleza, de su optimismo.

De él me enamoré... de quien jamás entró en mis sueños... del que ni siquiera pintó en alguna de mis fantasías como personaje secundario... él me enseñó a amar, amar libremente, amar sufriendo, sí, pero por el amor mismo, no demandando cariño, no por ataduras al pasado, simplemente amando.

01 septiembre, 2007

... SÓLO...


No había tenido ánimos de escribir... Hay veces que simplemente no me puedo concentrar y no quiero, no me interesa, ni hablar, ni leer y mucho menos ver la televisión (de hecho no suelo verla). Tal vez escuchar un poco de música y ni siquiera logro prestarle atención a una melodía completa.

Yo siempre he estado consciente de mis debilidades y sé bien que una de ellas es disiparme en la fantasía. Estoy ahora en un momento en donde se hace patente mi deseo de huir y por otra parte el juicio vence y me aterriza golpeándome contra el piso, ahora más fuerte que otras veces, es más duro porque quiero vivir y en vez de utilizar el tiempo, ha sido al contrario, el tiempo me utiliza cuando y como se le da la gana.

Es una lucha extenuante... y me duele la cabeza. Cómo me gustaría ser más práctica, me refiero a ajustarme a la realidad buscando un fin útil, verdaderamente útil... y aunque suena sencillo, en mi opinión, es más difícil de lo que la gente cree. Yo misma he caído en trampas de conformismo, en donde mi cerebro crea la condición ideal que genere la sensación de tranquilidad, alegría, como un narcótico... una droguita natural y a la vuelta de los días o meses o años ¡madres! Todo era una mentira y suelo inundarme en sentimientos de fracaso, tristeza, soledad.

Se requiere de valentía para sortear aquello que no nos funciona... y arriesgar. Arriesgar las cosas realmente importantes, esas que son intangibles.
Hablo de la búsqueda de la felicidad real, aquella que no nos la da un bien material, o un bello lugar, o un abrazo del supuesto "amor", hablo de la tranquilidad que otorga ser dueño de la verdad, hablo de lo correcto, de afrontar los errores con valor y cabeza... sin evadirnos.
Haciendo hasta el último esfuerzo por lograr lo que soñamos, pero sin perdernos en esa irrealidad...

25 agosto, 2007

Sabrás que te amo y que no te amo...

Sabrás que no te amo y que te amo
puesto que de dos modos es la vida,
la palabra es un ala del silencio,
el fuego tiene una mitad de frío.

Yo te amo para comenzar a amarte,
para recomenzar el infinito
y para no dejar de amarte nunca:
por eso no te amo todavía.

Te amo y no te amo como si tuviera
en mis manos las llaves de la dicha
y un incierto destino desdichado.

Mi amor tiene dos vidas para amarte.
Por eso te amo cuando no te amo
y por eso te amo cuando te amo.

PABLO NERUDA

30 julio, 2007

¿HUMILDAD? ¿SENTIMIENTOS? ... Ya no más (segunda parte)

¿Soledad? Ahora no saben cómo la ambiciono o de manera más concreta, no deseo compartirme con nadie.
El tiempo en mi vida a transcurrido como secreto, inmerso en la condena de la sumisión, recatado y abatido, pero con tesón, perseverante. Veo su presencia en mi reflejo y sigue sin gustarme lo que veo, acatando su ejemplo, persigo la sociedad y este mundo, alicaída, subyugada y repudio mi actuar y ni siquiera tengo la fortaleza de acabar con el tiempo y volver eterna mi epopeya. Tal vez me asusta no dejar un legado.
Antes de exterminar el tiempo, la luna, las sombras, la noche, debo demostrar mi realidad con el matiz de mis fantasías. Quizás me amedrenta saludar al Sol.
Reincido en evaporar el espectáculo que tanto me ha costado. Necesito avaricia para aprovechar el dinero y bríos (aunque pocos) invertidos y así, no dormirme en la película.
Aún acallada, en silencio, abatida, asfixiada; mi voluntad obcecada, exhorta mis sentidos para embriagarse con motivos de alegría y por lo regular resulta una celebración para mis emociones.
El cielo azul, unos enamorados besándose, una sonrisa, un hombre apuesto, un niño sonriente en guiñapos, inclusive uno que otro indigente desprendiendo a su paso una estela de malos olores, pero que algún acontecimiento lo ha llevado a desprenderse de sí mismo, y completamente chiflado, ríe... (tal vez no sea tan malo y se exagere el constante temor de todo ser humano hacia la locura)
En estos momentos creo que percibo con más nitidez el frío que me produce el viento, el sonido que produce el mismo al zarandear las ramas de los árboles, todo es más intenso... Lo disfruto y todo lo veo más bello, pero estoy consciente que mi cerebro, genera situaciones que conforten su agonía, como el efecto de una droga. Y este estado me permite continuar, eso no es malo ¿o sí?
Tratando de desprenderme de mis pensamientos, me zambullo en un libro, eludiendo mi reincisivo desasosiego, estoy harta de embrumarme. Pero quedan remanentes de mi congoja y el resultado es verme involucrada en una ficción ajena, en donde juzgo las actuaciones del personaje principal, que imagino con mi rostro, sea hombre o mujer y con soberbia, repudio el proceder de los demás actores en la historia. Ésto me da risa, pero quizás debiera atemorizarme. Yo imprimo en la lectura mi propio final, no le doy el debido mérito a quien pasó, minutos, horas, días, elucubrando su obra.
¿Notan la incoherencia? Escojo el silencio para no sentir el ataque de mis allegados y aquellos que no lo son tanto, cuando yo, con yugo inclemente, resto veracidad y hago verbenas del sufrimiento extraño, porque a todos veo como tales, ajenos, lejanos.
Así me doy cuenta y lloro al admitir que nuevamente estoy aislándome, inclusive de mi propia fantasía.
Sólo hay una persona que sé, entendería mi pensamiento, el único que no siento aparatado de mi vida y que me ha alentado a vivirla realmente, con quien he caminado acompañada con la certeza de un andar desconocido pero firme y no quiero cerrarle la puerta. No quiero someterme a la soledad por deserción a su pensamiento, en mi opinión, tan lleno de verdad, quisiera saciarme de él y disfrutarlo de pies a cabeza ¿pero cómo respirar su presencia si vivo intoxicada con mi propio aire?
Y regreso a mi frase inicial... Si tan sólo pudiera homogeneizar mis ideas y reflejarlas de manera apropiada. A ésto le llamo un lamento frustrado.

27 julio, 2007

¿HUMILDAD? ¿SENTIMIENTOS? ... Ya no más. (primera parte)

He intentado poner en orden mis pensamientos, pero estoy repleta de inconguencias.
Si tan solo pudiera homogeneizar mis ideas y reflejarlas de manera apropiada. Pongo de mi parte y coopero, escudriñando en mi alma hasta admitir que algo anda mal dentro de mí, pero se me dificulta admitirlo. No tengo las agallas; he decidido de preferencia, escudarme en una mirada camaleónica que exprese todo lo que mis espectadores deseen observar.
¿Humildad? ¿Sentimientos? Ya no más. Mejor seguir como autómata al ritmo de la corriente. No estoy sintiéndome víctima de una comunidad regida por las sombras, pero me siento acosada por el gélido cariz de sus alaridos.
Entiendo que no soy la única que tiene un sufrimiento incisivo a cuestas, comprendo que la mayoría padecemos del mismo tormento: La frustración y ver limitados nuestros anhelos. Entonces ¿por qué sigo sintiéndome incomprendida? o ¿por qué persevera mi afán de saberme entendida? ¿escuchada?
Se me imputa de maquilar quimeras inalcanzables, imposibles para el pensamiento ajeno, leyendas para aquellos que no logran adentrarse en mi perspectiva, para mi tan colmada de claridad. Utilizo el verbo acusar, porque así es y ha sido siempre. Aunque ahora ya no sé si me afecta o debiera dañarme.
A pesar de haber escogido el enmudecimiento, recibo miradas de condena, de reproche y a éstas alturas, me resulta hilarante.
Me hablarán de esperanza, sobre lo que ustedes saben, lo que ignoran -¿Qué es aquello que miran? ¿Qué han visto? ¿Qué les da la audacia para juzgarme?- Yo no necesito que me digan en dónde están mis ojos, yo sé dónde los tengo. Mejor pregúntenme hasta dónde puedo ver; resultaría más interesante, en mi opinión, saber el alcance de una visión.
Se silencian mis sentidos, pero se agudiza mi tenacidad.
Quiero convertirme en mi relato y dejar de contarlo. Ser obra y no voz. Porque además ésta a nadie le importa y creo que tienen razón.
Seguiré a la expectativa de las cosas inhertes y con ellas hablaré hasta la muerte.
(continuará)

25 julio, 2007

MÉXICO 2000 (a mis 14 años, 1993)

Por fin el águila engulle a la serpiente. México por una extraña razón es el corazón del mundo, veremos en Nueva York una cilindrera estilo Coyoacán, mientras la gente ve con asco los "hot dogs" y compra una nutritiva ración de quesadillas; de flor, de hongos.

Los niños quieren el cereal de Maizoro y su chocolatote será sustituido por un conito de pinole. Veremos el "Santo V" y en la tele saldrá "San Ángel 90210" y "Los Locos López", todo se exportará al extranjero. En Irlanda, las chicas muertas por PANCHO de la "Maldita Vecindad" y cuando U2 venga a México, verán simplones los rasgos de Bono y la gente irá a los conciertos de "Los Hermanitos Núñez". Madonna caerá en el olvido por solterona y por no cocinar.

También exportaremos el gran producto nacional ¿los niños? NO ¿las quejas? NO, LOS MACHOS, que posarán para las portadas de las más "chic" revistas de hombre.

Desaparecerán las revistas femeninas que quitan tiempo a las mujeres para hacer los chilaquiles, el Nobel de la Paz golpeará a su mujer y la píldora estará PROHIBIDA.

Mientras, los matudos son colgados con sus propios cabellos y las botas de casquillo "Van Vien" se esfumarán, porque el ciudadano promedio... Perdón -EL MACHO PROMEDIO- prefiere las "Flexi" vaqueras.

Todo macho felizmente reprimirá sus impulsos guerreros, con estar una hora en la autopista refrescándose y limpiando la calle de primitivas vías con su moderno confort, que sólo brinda la "RAM CHARGER" o su "LTD" o... su camioneta "RAMÍREZ".

El día de las madres será fiesta nacional, los huérfanos serán pensionados de por vida.

Por fin, un grotesco... GULP... movimiento feminista, acabará con los MACHO-MEN, folclóricas tradiciones nacionales.

Los gays exiliados a Inglaterra, serán repatriados y sólo habrá alcohol para ponerse.
Por fin, México caerá en el anonimato, esperando un nuevo SUBCOMANCHE MARCOS, un TLC cualquiera o una pensera capaz de balancear el "microwave" y el "pago por evento" con la cultura POST-AZTECA y dar a México lo que se merece.

ESPERO... (con dedicatoria a alguien muy especial)

No existe reciprocidad...

“Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad...

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho ni es poco, es bastante. En una semana se pueden reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la Tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos personas que no se dicen nada.

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura... No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana de ti”

No pretendo que me entiendas, se que es difícil; sólo trata de oler, de sentir; percátate de lo que mi mirada esconde detrás de la melancolía de ver frustrado mi absurdo e inagotable sueño, en donde el protagonista suele ser tu incesante y arrogante forma de ser, seguida de tu caricia, de tu silencio, de tu miedo. Un beso y después de ver envuelta y seducida mi alma, nos reducimos al vacío y despreciable arrebato del deseo, sólo cuerpos.

Mi cuerpo fusionado con mi alma, que únicamente persigue tu nombre. Yo empapada de amor, sólo he pretendido demostrarte lo que siento, respiro diario tu ausencia, alimento mi ilusión con besos y caricias ficticias, enciendes mi deseo, mordisqueas mi alma, nos amamos, volvemos a amarnos. Descansamos y acaricias mi espalda, observo tus ojos y quisiera leer en una lágrima remota que mi lucha ha encontrado después de este lento martirio: la victoria, que se resume en que después de tanto tiempo, me permitas probar la savia de un beso sincero, abrazar tu corazón, tocar tu alma, conocer tu vida. Y amarnos, desearnos y volvernos a amar...

Todo esto es lo que implica tu presencia en mis sueños, desde que de forma repetitiva, tú acaparas mi pensamiento, dándole a lo que en su esencia suena como un cántico de veneración a la vida; en esta larga espera, ya toma matices de un enorme dolor y ahora traduzco mis noches a interminables sesiones de insomnio, por no vivir, respirar y despertar intentando rescatar mi corazón, que por latir tan intensamente, pareciera salirse destrozando órganos aledaños, rasgando mi piel... sangrando; pareciera que quisiera huir de tanto sentir, de saberse no reconfortado, no querido, no amado... Esto es ya una pesadilla.

Me dueles ¿sabes? Me dueles hace horas, días, meses... Me dueles en todo momento, aunque por diversas situaciones tenga que aparentar lo contrario, aunque por darle gusto a gente parca, deba sonreír y mostrar mi faceta más vana, aunque deba ocultarte inclusive a ti, mi intensidad, para no alejarte... irónico ¿no es así?

¡Ay amor! Sí, yo también quisiera ser más simple, poderle dar gusto a mis deseos, entregarme por doquier y besar y desear sin amar, aunque lo he intentado inmiscuyéndome en mentes que dan una presentación amigable, quienes logran trasminarse en la primera capa de mi alma y logran un beso sincero, quienes sorprendidos por la transparencia y esperanzada soledad de mi corazón, luchan por afianzarse a la segunda capa de mis sentimientos, como en un laberinto, trazan aciertos al elegir el camino correcto. Interesados, deseosos, curiosos y tal vez abrazando los primeros néctares de mi amor, deciden continuar. Miradas, caricias, pláticas, que en mi soledad son como breves milagros, gotas de luz que llenan mis ojos vacíos; avanzan hasta que, sin yo haberles avisado previamente, se encuentran contigo. Sólido, injertado en el núcleo de mis sentidos, inamovible, impenetrable. Como una semilla germinando y que nadie se atreve a matar, porque a pesar de no haber alcanzado la total madurez, a simple vista causa deleite a quien la mira...

Estás arraigado a mí, envuelves mi corazón y ahora en vez de ser él, quien proporcione el líquido vital a mi torrente sanguíneo, eres tú quien con tu dulce sándalo fluyes por mis venas y me permites estar en pie, respirar, comer, beber, soñar... llorar, vivir.

Explícame ¿Cómo fue que tú lograste desterrar de mi alma a ese alguien que yo, con tanta dedicación y agonizante espera, logré que creciera dentro de mí, afianzando sus raíces a mi alma y órganos vitales? ¿Cómo fue que minuciosamente asesinaste lo que ya tenía un trozo de eternidad en mis sentidos? ¿Qué hiciste para que en la velocidad de la luz y con un silencio melódico tomaras posesión de mi espíritu? ¿Cómo me enamoraste? ¿Cómo quitaste esa pesadumbre que permanecía sofocando mi pecho en cuanto la soledad pareciera corroerme?

Ahora debo también preguntarte: ¿Cómo esperas que arranque de mi deseo y mi incesante algarabía tu invulnerable e inquebrantable esencia, que ha tomado posesión de cada ínfimo rincón de mi conjunto de emociones?

¿Cómo desterrarte si, sin necesidad de tenerte físicamente, todas las noches te platico, te acaricio, te hago el amor?

Espero curarme pronto de ti... aunque esto implique medicarme de por vida, aunque ésto implique vacunarme de ti.