Tu opinión es importante...

03 febrero, 2009

Del deseo...

Para ti...

El viento recorre mi piel, apacible, mientras la sábana ligera, roza mi cuerpo desnudo siguiendo el vaivén del susurro de la noche. El ambiente es frío y mi piel se estremece cada que la brisa deja de serlo y enardece en corrientes rebeldes, repentinas, dejando mi piel al descubierto, acompañada sólo, por el sutil reflejo que emite la luna vieja.

Se entusiasma el roce de la tela sedosa por mi cuerpo, quien estuvo protegiéndolo complaciente y suave, pero que ahora impulsada por la persistencia del aire, ha destapado la mitad de mi figura, dejando una pierna, ambos pies, el muslo izquierdo y más… me percato de esto, porque la sensación que va quitándome calor, ha invadido poco a poco diversas zonas, sobre todo el extremo mío más próximo a la ventana, como el pezón, quien férreo, pareciera alcanzar el techo de la alcoba y más abajo, el ombligo, el abdomen, en el interior de mis muslos, justo ahí, en donde todo nace, medianamente expuesto a la vida, a lo incierto, a ti.

La sábana enmarañada, ejerce mayor presión en esta parte y los movimientos armonizados, entre la pelvis (quien afanosa se mueve de arriba abajo) la noche, el tiempo y tu recuerdo, humedecen mis ganas. La palpitación es constante y pareciera concentrarse, ahí, en medio, en esa región ávida de ti, que quisiera sentirte dentro, aprisionándote y abrazándote fuerte para no dejarte salir nunca, quien me obliga a pensarte día y noche, incrementando la pasión… haciéndome desearte a cada segundo, en cada respiro.

Cómo me gustaría que tus manos recorrieran despacio mi pierna, que acercaras lento tus labios a centímetros de mi piel y sin necesidad de tocarme sintieras el cálido fervor de mis insinuaciones, que siguieras percibiendo mi olor a corta distancia y yo con los ojos cerrados, supiera exacto hacia donde va tu deseo, apaciguar tu mente para perderte conmigo, perder la razón y fundirte dentro de mí. Y al llegar a la parte que te abre esa puerta, la del alma desde lo tangible, desde mi cuerpo, para ti, de ti, pudieras hurgar con tus dedos mis sentidos, quienes intensamente lloran de ganas, invitándote a sumergirte en un delirio de placer.

Y mientras sigues tocándome suavemente con tus dedos, dentro… tu boca recorriera mi pecho y sintieras mis latidos que lo erizan, endureciéndose lento por ligeros toques de tu lengua, creciendo en tu boca, castigándote a besarme insaciablemente, el cuello, la espalda, la comisura que termina de ella y empieza en los muslos, los brazos, la frente, esta boca, que es ahora tuya y que enloquece hambrienta, necesitada de tu aliento. Tú cerca, muy cerca, aumentando el deseo, lo puedo sentir, acerado, fuerte.

Después de tocarnos ambiciosos, sudando de cansancio, ardientes de excitación, derramando deseo a borbotones, hacer el amor hasta que ambos fraguados en uno solo, incitemos al viento, la noche y el frío a desvanecerse tranquilos, invadiéndonos de fuego, hasta que la luz del día nos cierre los ojos, abrazados, reposando el vigor y disfrutando el desenlace de la intensidad sublime, que me hace pensarte nuevamente a cada segundo, en cada respiro y desearte de nuevo, hasta que llegue la noche y se funda con el Sol y desaparezca el tiempo y me pierda yo.

18 comentarios:

Yo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Quirón dijo...

Perdón????

Anónimo dijo...

... baby ...

... I'm speechless ...

... that was ...

... superb! ...

... very ...

... very you! ...

... very ...

... mine ...

...

...

wise,

warm,

hot,

intense,

inviting,

so tender and so deep,

too explicit at times,

... so you ...

... so mine ...


I need to see you babe,

are we ready?

AAB

anonyma dijo...

es curioso como a veces, muchas veces, tantas veces, las cosas se encuentren en un lugar común, hoy mismo he tenido que utilizar una palabra que tiene y no responsabilidad en "calificar", "explicar", o por lo menos "identificar" eso que no tiene explicación y que con palabras pareciera ser lo más próximo, lo más cercano posible, INEFABLE.

una amiga comenta en su vlog como esta palabra es una forma muy inexacta pero probablemente la única adecuada para establecer aquello que no tiene explicación con palabras, lo que escribes aqui tendria esa cualidad, y me resultaria dificil llevarla o traducirla en una pintura, en un espacio, tal vez una canción, o una melodía le seguiria en precisión, pero al final se quedaria incompleta...

gracias por imaginar no solo el relato, sino todo eso que no se lee porque no se puede escribir.

:)

Anónimo dijo...

Ahora quiero sexo y más que sexo quiero desear...

Un saludo, arrocito...

Srita. Moreno

Quirón dijo...

El deseo es la puerta para casi todos los caminos... tener un anhelo vehemente, alimenta el alma. El corazón late intensamente... y te hace sentirte vivo.

Anónimo dijo...

speechless.....
I.

Anónimo dijo...

Veladamente, descorriendo pestillos, ha llegado hasta mi cuarto una pantera translúcida con la piel de diamante que me morderá la nuca cuando menos lo espere. Es el deseo.

Quirón dijo...

Quién eres?? Dime...

Anónimo dijo...

No importa tanto saber quién soy... pero eso sí, no soy el deseo. Que quede claro.

Quirón dijo...

Y quién es la pantera translúcida con piel de diamante?

Anónimo dijo...

Ella es el deseo... así que ten cuidado.

Quirón dijo...

De quién tengo que cuidarme?

Anónimo dijo...

¿Porqué preguntas tanto?

Quirón dijo...

...porque quiero saber quién eres. Contéstame ¿sí?

Anónimo dijo...

Sabes bien quién soy.

Quirón dijo...

No, no lo sé, sino, no preguntaría tanto... por favor, dime quién eres.

ROSARIO GONZÁLEZ VERA dijo...

He leìdo tu relato; candente, espontàneo, transparente, pleno de imàgenes visuales que alteran las hormonas y los sentidos. Muy de mujer.

Un abrazo en letras, y gracias por leerme, ya he puesto una nueva entrada que tambièn arde como hoguera.

Atentamente

Rosario

Rosario