Tu opinión es importante...

24 febrero, 2009

Luz de día...

Comienza a manifestarse tenuemente el Sol, reflejándose en la mitad de mi rostro, la otra parte aún fundida en la noche, persevera en su afán de esconderse de las sombras, que aparecen solamente en el contacto directo de la luz, la LUZ que encarna la claridad, que personifica la vida, la dicha… de esa energía que hace visible absolutamente todo lo que nos rodea, irónicamente surgen también las tinieblas, simbolizando la melancolía, insignia negra de la angustia, miedo y confusión.

Sigo observando hacia allá, desde dentro, hacia afuera, hacia los confines que delimita el espacio, como esa construcción, esa casa insulsa que pareciera intentar obstruir mi percepción, inmóvil permanezco, sintiendo el viento helado y penetrante que acompaña la madrugada, viendo hacia la nada, a través de todo lo que quisiera manipular y no puedo, mis pensamientos, mis emociones. De repente y sin aviso, mis ojos se inundan de memoria, como queriendo expulsarla, llenos de lágrimas entorpecen la visión del horizonte, de ese vacío ahora difuso, visto a través del agua…

Cierro mis párpados lentamente, como suplicando una tregua de olvido y despacio discurre una lágrima, que acaricia mi mejilla, mis labios y para en mi cuello, de pronto otra decide acompañarla y lento, muy lento traza la comisura de mi nariz. Aún siendo una gota, recibe el reflejo del Sol, ahora más intenso, refracta la luz y revela colores que encierran un significado. El tiempo se detiene. Tú lo detienes.


Ven, por favor acércate… Más, hasta que logres sumergirte en esa pequeña porción líquida de mi semblanza, ven, observa detenidamente los colores y percátate de cómo éstos comienzan a formar siluetas que toman vida. Escucha los susurros, los gritos, los sollozos, la pérdida, el amor, las risas, el llanto, el desamor, el silencio… el silencio, mi soledad, mi diversión… ¿Me viste? ¿Te viste? Seguro te reflejaste, porque hay una pizca de ti en cada movimiento, inclusive en mi historia, aquella que no viviste a mi lado, pero que ahora pintas como si fuera un lienzo a lápiz, únicamente bocetado. Iluminaste mi rostro también y enardeces mi cuerpo… cuando me abrazas, cuando te veo, lo avivas, se enciende.

Y ahora que estás aquí, tan cerca… entre lo absurdo y lo perspicaz, respirando olas de elocuencia solitaria y sentimiento coartado, de silencio obligado, a centímetros de la detonación de mis emociones, junto a mi llanto, mi incertidumbre, mi deseo (tú), ambos con el resplandor diurno, sutil, con un poco de noche, con colores emergidos de mis lágrimas en conjunción con la luz y tú… Tú.

Ahora que estás aquí, te pido un beso, un beso que me sepa eterno, que sepa a ti, te pido un beso en todo mi cuerpo, intenso, fuerte, te pido que robes la noche, para que el día no se vaya nunca, y que desaparezcas los límites del espacio que obstaculizaron mi vista, que seques las lágrimas para ocultar lo turbio, para observar cada detalle de tus ojos, y tu cara y tu cuerpo, aunque sea sólo por poco tiempo, pero que me den luz perpetua y te recuerde y aparezcan los colores, que permanezcas conmigo… estés o no estés presente, pero que te quedes, aquí... aquí para siempre.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Empiezo a sospechar que eres bipolar... como yo. Por eso me caes bien.

Quirón dijo...

Dime quién eres... Si no es tu deseo ponerlo abiertamente, escríbeme un correo. Te parece? karlaexcels@hotmail.com

Quirón dijo...

Yo no me considero bipolar. Alguien con trastornos bipolares o fases maniaco depresivas, pasa de la alegría a la tristeza de maneras tajantes. Gran euforia a depresión extrema y es algo más marcado que en el resto de la gente. Es una patología gruesa y yo tengo muchas, pero no esa.
Yo sólo pienso demasiado las cosas y en cuestiones sentimentales a veces me cuesta trabajo expresarme frente a frente, tal vez porque soy solitaria, bastante sensible y cuando no puedo expresarme libremente es difícil ¿sabes?
Eso no quiere decir que suprima esta emoción, que me hace sentirme en las nubes.
Tal vez te identificas con lo que escribo por diferentes motivos, porque yo tengo las míos para expresarlo.

anonyma dijo...

yo soy multipolar, no solo tengo polo norte y polo sur, o polo positivo y polo negativo, o polo superior y polo inferior...pero polo o no, creo en la individualidad, el egoísmo (acaso no es nuestra condición más evidente, pero menos aceptada y más "satanizada"?), la libre manifestación de sentimientos (al exterior o al interior), soy pro no normal, pro uso del sesito, me caen bien los vegetarianos ke komen karne y los karnivoros ke komen verduras, kreo ke uno alimenta eso ke se conoce como trastornos, pero pues el hambre es motor de la mayoría o no?, además me sorprende lo ke puede hacer alguien ke no ve, pero atento escucha y observa con mayor detenimiento a su alrededor, me sorprende sobremanera ke se comuniken los sordomudos, es komo presenciar un acto (intento mas) de comunicación pero sin tanto signo, mas abierto, a algunos les parece mucho mas complicado y ambiguo, a mi, me parece ke son mas plenos...a veces no entiendo la poesia, me gustaba mucho e incluso la "ensayaba" de vez en cuando, pero luego la prosa fue mas clara, ahora, creo ke los gestos, la mímica y el lenguaje del cuerpo es mas extenso, pero más difícil...soy pro contradicción, pero contradicción consciente...esto es un gran hilvanaje...a ver ke prenda aun inimaginada se confecciona.

lo sé, puede no tener sentido, pero visto desde otro planeta, visto desde un protón, tampoco lo tiene...y no lo necesita.

;)