Tu opinión es importante...

26 febrero, 2008

인연 - IN YEON - DESTINO


Destino 인연

"There's a time to live. There's a time to die. But no one can't escape the Destiny"


인과cause and occasion;『불교karma;(a) fatality;(a) destiny;fate

Hay veces (yo opino que, todo el tiempo) estamos topándonos con gente o situaciones que tienen un objetivo especial para nosotros, vas haciendo, a lo largo de tu vida tu propio ejército, tu fuerza, y tus aliados son las personas que tú escogiste y de las cuales a través de compartición de ideas y emociones, has ido aumentando de nivel, aumentas tu "KI". Como en un RPG :) (¿verdad "gato culto").

Nos encontramos en nuestro camino con maestros que van guiándonos y llegan a formar una parte trascendental en nuestras vidas, por el legado que dejan, lo que comparten, y que al final, nos dan una nueva dirección o quizás la misma, la que ya ha sido trazada por una fuerza mayor (Dios, para mi) y que, aunque queramos estudiarla, no tiene explicación. De hecho, querer forzar el entendimiento para comprender los misterios, religiones o fuerzas ocultas, es encontrar por primera vez, la brutal fuerza de la desesperanza, cuando no sabes qué camino tomar o hacia dónde dirigirte, porque desde pequeños te enseñan la cara oculta de lo que debes hacer, de aquello que es correcto, te obligan a aprender el significado del bien y el mal, y tienes que ir (o por lo menos, así fue mi caso) diario, por las tardes, a aprender capítulos de un libro, en donde mayormente hay temas... que en efecto, cuentan con un significado, pero que lo dio un sentimiento, no la ciencia o algo parecido, porque solamente se sienten, no se estudian, ¿¿¿cómo estudias el amor??? Desde ahí, ya empieza a percibirse aquel horizonte de bellísimos colores, como grisáseo y fúnebre, porque son argumentos de debate, por el simple hecho de que, lo que está escrito en ese librito, son eventos, momentos que tienen como objeto primordial, hacer partícipe al lector de una experiencia, ornamentada con una atmósfera apacible o demoniaca, dependiendo de la emoción que el autor, haya deseado plasmar, con la habilidad que sólo él poseé, que sólo él domina, con una dosis de imaginación sublime, que le permite representar a la maldad, como un perro en estado de descomposición (poniendo un ejemplo, yo interpretaría esa analogía, porque eso imaginé ahora) rodeado de una pestilencia que a su paso secaba un arsenal de bellísimas y alegres flores, quienes representan el bien, pero que al verse acechadas por el peligro inminente, mueren y casi siempre queda una viva (la valentía, el coraje) en realidad, para mi entendimiento es naturalmente bello, es perfectamente claro, es simple. Y así, se concatenan una serie de cuentos, en donde de manera magistral se manifiestan diferentes emociones, mentira, odio, amor, frustración, ira, alegría, nostalgia, que tienen como uno objetivo transmitirte un sentimiento... que no tiene explicación y que todos experimentamos, unas emociones, más que otras, dependiendo obvio, del camino que decidimos tomar, el bien o el mal y de ahí se derivan interesantes puntos de vista.

Es sólo que, no es tan sencillo disfrutar de algo normal, sobre todo si has crecido en un ambiente lleno de neurosis y temor, agresividad, angustia, que lo único que te crean son dudas y desconfianza, y me atrevo a decirlo, porque así me he sentido la mayor parte de mi vida, cuando la pureza con la que nací, se va perdiendo poco a poco porque, no fue posible para mi pequeñita razón, que mi padre le haya gritado a mi madre o que nos hayan robado la casa... o diversas situaciones que empezando por tu propio hogar, tu familia, son sumamente nefastas y perdónenme, pero tengo que recordarles que además de nuestro entorno inmediato, contamos con la compañía de la repulsiva sociedad, a la cual pertenecemos y que se olvida de lo NATURAL, que se olvida de esos sentimientos puros que tenemos de pequeños, cuando mientes por primera vez y se te voltea el estómago de miedo y lloras... y sabes, por "algo" (porque no puede ser por estudios, apenas si sabes hablar) que lo que hiciste está mal... pero en eso, tu madre te da un madrazo que te corta el sentimiento y te genera otro... de tristeza profunda y te dice - si mientes, te vas a ir al infierno ¿ehh? - y te sonríe... -¿cómo? ¿qué es el infierno? ¿por qué me pegas? ¡déjame sentir! Ya sé que hice mal... - confusión, tras confusión... y dudas y desamor, desde tus primeros años. Es el resultado de crecer en un ambiente que te obliga a vivir negativamente, con un estado de ánimo por los suelos. Muy triste, verdaderamente.
Por eso no puedo hablar demasiado de ésto, pero hay que darle una conclusión a mis ideas. Es muy difícil repito, que actúes con sentido común y permitas fluir tus sentimientos, dirigiéndote hacia lo correcto, quizás por eso y para controlarnos un poco, salieron algunas personas que tuvieron como idea prima, dividirnos en pequeños grupos, en donde siguiéramos la palabra de un buen hombre, cualquiera que sea, refiriéndome a distintas religiones, que tuvieron a bien, actuar correctamente dentro de una sociedad ya decadente y que sacrificaron su vida por otros seres humanos (hablo de Buda, Jesús)... porque para ellos, como para mi, no es posible lo que sucede a nuestro alrededor, no es lógico, no es normal... Pero jamás perdieron su alma, al contrario, la alimentaron a lo largo de sus vidas, encontrando la felicidad en los demás, porque continuaron creyendo, porque sabían que el amor no se equivoca...

Yo, muy particulamente agradezco a todas aquellas personas que se acercaron a mi, explicándome y queriéndome enseñar sobre distintas religiones y hombres (comenzando por la mujer más importante en mi vida, mi abuela, que leyó hasta su muerte, "¿Quién fue Jesucristo?" un libro azul, que comencé leyendo y jamás pude terminarlo, extrañamente, yo siempre he estado rodeada de gente muy inteligente, muy espiritual, con demasiados conocimientos acerca de religiones, acerca de Dios) gente del Opus Dei, Cristianos Protestantes, Católicos (yo me críe como católica) Testigos de Jehová, he tenido amigos que se inclinan por las ciencias ocultas, he escuchado de demonios, gente que sabe hebreo y que me intenta llevar con sacerdotes, por mi manera de sentir, por lo que pienso y creo, por lo que hablo...

Yo sólo sé que... amar es creer, creer en nosotros mismos... y hacer lo correcto.

Y confiar y aceptar nuestro destino.

2 comentarios:

Alex dijo...

Creo que todos tenemos un destino; el cual debemos cumplir, pero somos tan tercos y necios, que aveces giramos sin razón aparente y tomamos otro camino, y conocemos gente que tal ves no debíamos de haber conocido, y vamos a lugares que tal ves no deberíamos de visitar, por lo menos en esa parte de nuestro camino o en ese tiempo y por lo tanto creo que todos tenemos un destino , pero también podemos forjarnos el nuestro. Creo en el karma, la reencarnación, y también creo en el libre albedrío, es por eso que si, como dices, conocemos a ciertas personas que dejan huella, que marcan, que guian, tal ves por eso todos formamos parte de uno mismo.
No se weh.. ya me hiciste clavarme y divagar, por eso te quiero, por orate!

Quirón dijo...

Me da gusto... ¡qué bueno que estás divagando! Un día podemos hablar y me encantaría saber lo que opinas.
Yo también te quiero!